• Más Anuncios

    “Nike es una marca que siempre me ha gustado”

    A. — ¿Por qué la partícula XO, que significa? D. M.— Cuando empecé a buscar qué nombre poner al restaurante y estaba viviendo en Londres, quería que, por definición, la gente entendiese con ese nombre qué...

    • Redacción 18 febrero 2015
  • A.
    — ¿Por qué la partícula XO, que significa?

    D. M.— Cuando empecé a buscar qué nombre poner al restaurante y estaba viviendo en Londres, quería que, por definición, la gente entendiese con ese nombre qué estaba pasando ahí. Que supiese que iba a ser un sitio viajero, con muchos lugares de referencia, muy multicultural y multirracial en cuanto a gastronomía, y teníamos en aquel momento una influencia asiática muy fuerte, aunque ya se ha diluido mucho y el trabajo se ha hecho mucho más personal y ha roto un poco los hilos que lo unían tanto a Asia; pero en aquel momento estaba muy , muy apasionado por Asia, y quería que el restaurante tuviese un halo asiático importante, y hay una salsa en la cocina cantonesa de Hong Kong, que se llama xo, y usamos el nombre para hacer el juego de palabras con DiverXo y así indicar diversidad, muchos flujos de cosas convergiendo en el mismo punto, y hacer también un guiño a la cocina cantonesa.

    A.
    — Ya que nombra esa salsa, ¿hay algún producto ingrediente que pueda definir como fetiche en su trabajo?

    D. M. — Hay varios, pero quizá los dos ingredientes que han marcado mucho mi forma de cocinar han sido los chiles y los cítricos. Ambos los utilizamos de una forma muy personal y tanto unos como otros están presentes en casi todas nuestras recetas aunque eso no quiere decir que todo sepa a cítrico ni que todo pique. Los utilizamos como un sazonador que nos ayuda a encontrar picos de sabor en muchas elaboraciones.

    A.–¿Hay alguna marca que le atraiga especialmente, a la que, digamos así, le gustaría emular con su cocina?

    D. M. — Desde que soy muy pequeño, una marca de las que más siempre me ha gustado, porque a nivel de marketing es brutal, porque a nivel diseño es brutal y porque a nivel global ha logrado ser un referente, es Nike. Desde pequeño me ha fascinado todo lo que tiene que ver con ella, siempre ha cuidado mucho su marca, su comunicación, su publicidad… Hubo una época en la que yo jugaba al fútbol y cocinaba y yo soñaba con que Nike me patrocinaría algún día. Evidentemente, no me ha patrocinado como deportista, y sí me patrocina ahora como cocinero. Al margen de que ahora estoy haciendo mucho deporte, es la primera vez que Nike tiene un acuerdo con una marca no deportiva, a nivel global. Hemos firmado un acuerdo con Nike porque los valores que ellos transmiten son también los intrínsecos de DiverXO y los míos propios: afán de superación, no ver los límites, siempre ir más allá… Me hizo especial ilusión porque era una marca que me gustaba y porque una vez más rompía una barrera: crear un vínculo con una marca no deportiva y con alguien como yo que no es deportista, aunque hace mucho deporte.

    A.
    — Es muy activo en Twitter, y me da la impresión de que muy espontáneo, nada mesurado ni corporativo, digamos.

    D.M. — Soy muy natural también ahí, y de hecho ha habido gente que me ha dicho “deberías comunicar de otra forma” o cosas así. Soy yo mismo e intento expresar lo que hago y como me siento en mi día a día, y el 90% de las veces me siento aquí arriba [estira el brazo a lo alto] y quiero transmitirlo, la gente que está conmigo es lo que percibe de mí, es lo que desprendo, y es lo que hago en Twitter; es una forma un poco sui géneris de tratar las redes sociales, y en concreto Twitter, pero tengo que ser consecuente.

    A.
    — La impresión que da es la de un tipo gritando cosas al mundo…

    D. M. — Es así. Me gusta la definición.

    La entrevista con David Muñoz se ha publicado en el número 1504 de Anuncios.

      • Autor
      • Redacción