• Más Anuncios

    “Don’t talk. Don’t touch. Don’t walk…’’: ‘Litany’, una referencia perdurable

    El famoso spot para el diario británico ‘The Independent’ tiene una apreciable presencia entre las campañas favoritas de los creativos entrevistados para el número del 40 aniversario de ‘Anuncios’

    • Redacción 27 noviembre 2020
  • El anuncio se estrenó en octubre de 1998, pero el impactante contraste entre sus cortantes imágenes en blanco y negro y la rotunda retahíla de negaciones del texto siguen haciendo de él uno de los mejores spots de la historia. Se trata de ‘Litany’ (‘Letanía’), la famosa campaña de Lowe Howard-Spink para el diario ‘The Independent’, que ha sido elegida como favorita por varios de los creativos españoles a los que se ha entrevistado en el número especial del 40 aniversario de la revista.

    Una de las preguntas del cuestionario que se remitió a los 40 creativos interrogados era: “¿Cuál es su campaña ajena, nacional o internacional, favorita?”. Las respuestas aluden en algunos casos a marcas, en otros a campañas prolongadas en el tiempo, y en muchos a piezas concretas. Su conjunto es muy variado y formaría una notable muestra de excelencia creativa, pero llama la atención que seis profesionales citan expresamente como su predilecta, o una de ellas, Litany, el anuncio creado por Charles Inge en la británica Lowe Howard-Spink para el diario ‘The Independent’, rotativo de tendencia liberal que había sido fundado en 1986 por Andreas Whittam Smith,Stephen GloveryMatthew Symonds tras abandonar el conservador The Daily Telegraph.

    Los creativos que han citado esta campaña como su favorita o entre sus favoritas son Alberto Astorga, Cuca Canals, Uschi Henkes, Juan Nonzioli, José María Roca de Viñals y Toni Segarra.

    El spot, rodado en blanco y negro, dirigido por Rob Sanders y producido por Helen Langridge Associates, transmite el mensaje de independencia y rebeldía con el contraste entre una voz en off que va enumerando prohibiciones en tono admonitorio y unas imágenes que muestran las acciones prohibidas. El texto completo, que para el anuncio fue locutado por el poeta y cantante John Coopers Clarke, es el siguiente:

    “Don’t talk. Don’t touch. Don’t walk. Don’t walk at night. Don’t walk on the right. Don’t drink. Don’t think. Don’t smoke. Don’t do drugs. Don’t do beef. Don’t do junk. Don’t be fat. Don’t be thin. Don’t chew. Don’t spit. Don’t swim. Don’t breathe. Don’t cry. Don’t bleed. Don’t kill. Don’t experiment. Don’t exist. Don’t do anything. Don’t fry your food. Don’t fry your brain. Don’t sit too close to the telly. Don’t walk on the grass. Don’t put your elbows on the table. Don’t put your feet on the seat. Don’t run with scissors and don’t play with fire. Don’t rebel. Don’t smack. Don’t touch. Don’t masturbate. Don’t be childish. Don’t be old. Don’t be ordinary. Don’t be different. Don’t stand out. Don’t drop out… Don’t buy, don’t read”.

    La calidad del anuncio no pasó desapercibida a los jurados de los festivales y así Litany, ganó, entre otros preios, el Grand Prix en el apartado de Film en Cannes, un lápiz amarillo en D&AD y el gran premio en los London International Advertising Awards.

    Miguel Angel Furones, representante español en el jurado de Film de Cannes 1999, explicaba así en Anuncios por qué el jurado –que tuvo como presidente a Keith Reinhard, CEO de DDB- había decidido otorgar el gran premio a Litany: “Al final [de la votación] quedaron dos alternativas, Outpost.com [una campaña de Cliff Freeman & Partners] y ‘The Independent’. La primera era una campaña muy transgresora y la otra un poco más clásica. Eran dos caminos diferentes y ha primado, casi por el hecho simbólico de ser el último festival del milenio, el criterio de premiar algo positivo que, aparte de su creatividad, representa los valores más próximos a la gente que estaba en ese jurado. (…) Se optó por premiar un anuncio que dice a la gente que hay que leer y que a pesar de las negaciones que se repiten en la pieza, resulta un mensaje positivo para acabar este siglo de publicidad”.


    Una imagen de ‘Litany’ y otra de los respresentantes de Lowe Howard-Spink recogiendo su gran premio de manos de Keith Reinhard (presidente del jurado, tercero por la izquierda) encabezaban la crónica de Cannes 1999 publicadapor ‘Anuncios’.

      • Autor
      • Redacción