• Otras noticias

    Aportando brillo a la universidad

    Charlamos con Jesús Alcoba, recién nombrado director creativo en La Salle Campus Madrid.

    • Redacción 29 septiembre 2022
  • Tras estar trece años como director de La Salle International Graduate School, Jesús Alcoba se enfrenta ahora al ‘reto más electrizante de su carrera’, como él mismo lo define, ocupar la silla de director creativo en La Salle Campus Madrid. Se trata de un puesto de nueva creación que surge tras detectar la necesidad de incorporar la vertiente de dirección creativa, que complementará a otros departamentos con los que ya cuenta la institución como innovación, marketing o comunicación.

    “La imagen de La Salle Campus Madrid es muy buena, pues nos avalan muchos años de experiencia. Además, somos parte de una red muy amplia y con una larga andadura. Pero es cierto que conforme los procesos de evaluación avanzan y la investigación se hace más compleja y costosa, las universidades, en general, están empezando a perder brillo. De hecho, son muchas las críticas que sobre ellas se vierten, por ejemplo, cuando se dice que no están conectadas con las necesidades de la sociedad. Es como si, al intensificarse sus procesos internos, hubieran empezado a mirar hacia el interior de sí mismas en lugar de mirar hacia fuera”, explica Jesús Alcoba.  

    Entre las funciones que va a desempeñar en su nuevo puesto está levantar proyectos para diseñar, ejecutar y evaluar acciones en la que sea necesaria una mayor intensidad creativa. “Es una función que depende directamente de la Presidencia y tiene una visión transversal. Ahora mismo, al comienzo de esta andadura, estamos precisamente identificando esos proyectos a través de un proceso de escucha”, comenta el autor del libro ‘Genésis. Un libro sobre cómo tener ideas originales’.

    jesús alcoba

    Para llevar a cabo estas iniciativas se van a mantener entrevistas con los agentes clave dentro del campus a nivel creativo, que son los departamentos o entidades que pueden necesitar un mayor consumo de creatividad. “Esto puede ocurrir en las facultades y departamentos, pero también en otras áreas donde quizá esta conexión es menos obvia. Ese proceso de indagación dará como resultado un listado de proyectos que serán finalmente aprobados por el equipo de gobierno y posteriormente dotados de presupuesto para ser ejecutados”, comenta.

    Preguntado sobre cómo deben ser las campañas desarrolladas en el sector educativo y en qué se diferencias de las de otras áreas, Alcoba afirma que un punto clave es la manera en la que las entidades hablan de sí mismas y se presentan en sociedad. “Aunque el marketing educativo ha hecho mucho durante estos años, aún queda mucho camino por hacer, precisamente desde el lado creativo. Pensemos que la sostenibilidad de las instituciones educativas está en buena medida relacionada con su capacidad para generar una luz única que les permita diferenciarse y conectar con la comunidad que comparte sus valores. Y eso, entre otras cosas, es una cuestión de creatividad”.

      • Autor
      • Redacción

Artículos relacionados