• Más Anuncios

    Mad Men, los entresijos de una agencia al descubierto

    La serie, galardonada en los Globos de Oro, muestra el funcionamiento de una agencia en los Sesenta

    • Redacción 22 enero 2008
  •  
     Más información sobre la serie

    Años 60. Madison Avenue, Nueva York. Una agencia de publicidad ficticia, Sterling Cooper, es el lugar de encuentro de los personajes de Mad Men, la serie que se ha llevado este año el Globo de Oro a la Mejor Serie Dramática y que en mayo estrenará en España Canal +.

    Escrita y producida por Matthew Weiner (Los Soprano), se trata de una producción que ha conquistado a la crítica, aunque esto no signifique que se haya convertido en una serie de masas (en Estados Unidos no se emite en ninguna network sino en el canal AMC). De momento, en aquel país se ha visto la primera temporada (13 episodios de una hora) y la cadena ya ha anunciado que habrá una segunda en 2008, aunque esto ya depende de cuándo finalice la huelga de guionistas que ha paralizado todas las series de ficción de Estados Unidos.

    Con una perfecta ambientación y un guión que se aleja de lo políticamente correcto, Mad Men refleja el poder que manejaban en esa época las agencias gracias a la enorme influencia de la publicidad. En Sterling Cooper, se encargan tanto de campañas para políticos como para marcas de tabaco. “Lo que eres, lo que quieres, lo que amas… no importa. Todo depende de cómo lo vendas”, aseguran estos Mad Men, que, por cierto, no dejan de fumar en ninguna escena. Era otra época.

      • Autor
      • Redacción