• Más Anuncios

    Abogados con sentido del humor

    Dos nuevas campañas tratan de cambiar la imagen de estos profesionales

    • Silvia Ocaña 31 enero 2008
  •  
     
     ‘Familia’, ‘Laboral’ y ‘Alquiler’  ‘Divorcios’, ‘Herencias’ y ‘Despidos’

    Todavía hay quien observa con recelo el trabajo de los abogados, algo que probablemente tenga que ver con que mucha gente los relacione con momentos difíciles de su vida. La cuestión es que el colectivo parece estar acercándose a la publicidad para acabar con esta imagen. Bajo el lema Si quieres tener las cosas claras, consulta a un abogado, el Colegio de Abogados de Barcelona ha lanzado una campaña, desarrollada por Altraforma, en la que los profesionales del sector se posicionan como aliados de los ciudadanos a la hora de traducir los mensajes que reciben. Porque cuando tu pareja te pide más libertad puede que en realidad esté planteando el divorcio, si tu casero quiere revisarte el contrato de alquiler es probable que tengas que ir buscando piso y un reajuste de plantilla suele significar un despido.

    Altraforma ha creado tres ejecuciones para cine y televisión, además de originales para prensa y revistas y varias cuñas de radio. La campaña desafía la creencia de que hay temas con los que es mejor no bromear y opta por el humor como fórmula para acercarse a estos problemas.

    Este trabajo coincide con otra campaña puesta en marcha por el despacho de abogados Catalá-Reinon. Pavlov es la agencia responsable de los spots, en los que el bufete ofrece sus servicios para ayudarnos a solucionar situaciones siempre espinosas como repartos de herencias, divorcios o despidos.

    Marketing

    El colectivo de los abogados era uno de los que hasta el momento más se había resistido a hacer publicidad. En el sector todavía hay quien considera el marketing como una herramienta impropia de la actividad jurídica y sigue confiando en el boca a oreja como estrategia para atraer clientes, aunque el Estatuto General de la Abogacía de 2001 permitió a los abogados anunciar sus servicios siempre que cumplan unas normas deontológicas básicas, como respetar el secreto profesional, no incitar al pleito o no ofrecer sus servicios a víctimas de accidentes o infortunios varios en el momento en que estén sufriendo la desgracia.

    Hasta el momento los que más han utilizado la publicidad han sido servicios tipo Legálitas, que ofrecen asistencia jurídica a cambio de una cuota. La creciente competencia en el sector y el desembarco en nuestro país, hace ya años, de los bufetes anglosajones, más habituados a este tipo de estrategias, son algunas de los factores que pueden estar contribuyendo a que este colectivo se comience a acercar a la publicidad.

      • Autor
      • Silvia Ocaña