• Noticia | Otras noticias

    Editorial: Una visión del futuro

    Nada más cómodo que hacer futurología con 10 o 20 años por delante. Nadie se acordará de tus predicciones. Es el mismo truco que asegurar la recompra de un electrodoméstico pasada una década: nadie encuentra...

  • Nada más cómodo que hacer futurología con 10 o 20 años por delante. Nadie se acordará de tus predicciones. Es el mismo truco que asegurar la recompra de un electrodoméstico pasada una década: nadie encuentra el papel que lo acredita y, por si alguno lo encuentra, se asegura el riesgo. Pero no queremos escudarnos en tan largos plazos, porque la visión del futuro del sector que se nos viene encima es producto de lo que estamos viviendo ahora mismo y, por tanto, no resulta tan arriesgada como para suscribir una póliza. Si miramos al presente, vemos una situación en la que los grandes grupos de publicidad se han convertido en máquinas financieras capaces de ganar dinero en cualquier situación de mercado. A cambio, se producen algunas consecuencias que pueden calificarse de negativas. Sin establecer prioridades, una es la desaparición de las personalidades de marca. Si hoy siguen existiendo las marcas de agencia señeras, no es por que se quiera salvaguardar una específica cultura corporativa o una forma de entender la publicidad. La bolsa de valores las ha igualado a todas ellas en su forma de actuar y, si permanecen, desengañémonos, es porque resulta imprescindible contar con muchas redes para solventar problemas de incompatibilidades. Es decir, los grandes gestores de marcas […]

      • Autor
      • Redacción

Artículos relacionados