• Más Anuncios

    Hopenhagen, la ciudad de la esperanza

    Las oficinas de Ogilvy en todo el mundo y otras agencias colaboran en una campaña apoyada por la ONU

    • Redacción 24 noviembre 2009
  • “Tenemos el pie pegado en el acelerador y nos hundimos en el abismo”. Con estas contundentes palabras, el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, alertaba a los líderes mundiales presentes en la tercera Conferencia de la ONU sobre el Clima, celebrada en Ginebra el pasado mes de septiembre. Pero existe una oportunidad para que esta predicción no se convierta en una realidad. Líderes de 192 países se reunirán en la Conferencia Internacional sobre el Cambio Climático que se celebrará en Copenhague a partir del 7 de diciembre. Con la vista puesta en esta cita, ha nacido Hopenhagen, un movimiento que pretende unir al mundo en la oportunidad de comenzar de nuevo.

    A través de esta campaña, apoyada por la ONU y por un movimiento internacional a favor de la lucha contra el cambio climático, se quiere conseguir la firma de un nuevo tratado internacional sobre el clima más justo para todos, y que entraría en vigor cuando expire el primer período de compromiso del Protocolo de Kyoto en 2012.

    El principal objetivo de Hopenhagen es hacer llegar las voces de los ciudadanos a los líderes mundiales. Y así, liderar a los líderes para que den los pasos correctos hacia un planeta más saludable para las generaciones futuras.

    Tras escuchar el alarmante mensaje de Ban Ki Moon, el Grupo Ogilvy desarrolló un brief creativo que fue resultado de una serie de entrevistas en profundidad llevadas a cabo con 50 líderes de opinión a nivel mundial. La principal conclusión tras estas encuestas es que el cambio no llegará si no son los ciudadanos del mundo quienes lo exijan. Con esta premisa como meta, Ogilvy se puso a trabajar en un proyecto que fuera capaz de unir a personas de distintos puntos del planeta en un fin común.

    El concepto de la campaña Hopenhagen, creada, desarrollada e impulsada por las oficinas de Ogilvy en todo el mundo, fue seleccionado tras un concurso altamente competitivo y tras tres rondas de revisiones rigurosas por la Asociación Internacional de Publicidad (IAA) y las Naciones Unidas en Nueva York.

    En la actualidad, un equipo multidisciplinar de varias agencias de comunicación están apoyando a Ogilvy en este proyecto y trabajan en la difusión de la campaña con el propósito de luchar unidos por el cambio a mejor. Todas ellas, pertenecientes a los principales grupos de comunicación, trabajan juntas en esta ocasión para conseguir un programa de comunicación integral que impulse la conciencia pública y la participación ciudadana.

    Pero la única manera de garantizar un futuro más saludable es formar parte del cambio. Por eso, el movimiento Hopenhagen utiliza herramientas de comunicación online y redes sociales para que los ciudadanos puedan hacer oír sus voces.

    Ciudadano de Hopenhagen

    La web, www.hopenhagen.org, hace un llamamiento a sus visitantes para que se conviertan en ciudadanos de Hopenhagen. Todos aquellos usuarios que visiten la web podrán firmar la petición  Cambio Climático y compartir con el resto del mundo sus mensajes de esperanza.

    De la misma forma, pueden obtener su Pasaporte Hopenhagen en Facebook y conseguir diferentes sellos tras cumplir una serie de retos para hacer del mundo un lugar mejor. Invitar a amigos y familiares a formar parte de Hopenhagen es una de las acciones que otorgarán puntos para obtener un nuevo sello en este pasaporte virtual.

    Asimismo, también podrán hacerse fans de Hopenhagen a través de Facebook y seguir el movimiento en Twitter para compartir sus pensamientos acerca de la campaña y el debate sobre el cambio climático.

    Existen además botones web interactivos y banners disponibles para que las personas, las organizaciones o las empresas puedan descargárselos y añadirlos a sus propios sitios web.

      • Autor
      • Redacción