• Editorial | Otras noticias

    Editorial del número 1333 de ‘Anuncios’, sobre la reciente sentencia del Supremo en el caso Mitsubishi

    La libertad de expresión comercial ha ganado una trascendental batalla gracias a la persistencia de una marca, Mitsubishi, en la defensa de sus intereses ante una denuncia de la Asociación de Usuarios de la...

  • La libertad de expresión comercial ha ganado una trascendental batalla gracias a la persistencia de una marca, Mitsubishi, en la defensa de sus intereses ante una denuncia de la Asociación de Usuarios de la Comunicación y las primeras sentencias condenatorias. El pleno del Supremo (Ver página 22) ha dado finalmente la razón a la marca y ha situado claramente a la comunicación publicitaria dentro de la órbita constitucional de la libertad de expresión. Este caso comenzó hace diez años, cuando la AUC llevó a Autocontrol un anuncio humorístico de la firma nipona obra de Remo. En él se veía a un presidente de compañía (identificado por los carteles del parking) pincharle la rueda al Galant de su director general. En una de las pocas decisiones abiertamente criticables del Jurado de Autocontrol en sus casi quince años de funcionamiento –lo que no le servía de consuelo a anunciante y agencia– , éste dictaminó la retirada de la campaña. Mitsubishi dijo no sentirse obligada por una asociación a la que no pertenecía y se negó a hacerlo. Entonces la AUC acudió a tribunales armada con los argumentos del jurado de Autocontrol. En aquel entonces. Autocontrol estaba en una etapa inicial tras su reconstitución en 1997. También la AUC era más proclive a […]

      • Autor
      • Redacción

Artículos relacionados