• Noticia | Otras noticias

    Editorial 1356: El concurso de la DGT como síntoma

    Resulta muy comprensible la indignación con que se han recibido en el sector las condiciones de la convocatoria del concurso para la próxima campaña de la DGT. Y se entiende perfectamente la respuesta oficial...

  • Resulta muy comprensible la indignación con que se han recibido en el sector las condiciones de la convocatoria del concurso para la próxima campaña de la DGT. Y se entiende perfectamente la respuesta oficial de la Asociación Española de Agencias de Comunicación Publicitaria. Hay muy poco que añadir ante la humillación que supone convocar a un concurso ofreciendo al ganador unas condiciones que apenas serían capaces de compensar el coste de presentar a concurso dignamente las ideas que se demandan. Y tampoco se puede ir más allá, si no se quiere caer bajo la inspectora lupa de los órganos de control de la competencia. Lo que sin duda falta de manera oficial es un análisis autocrítico del por qué se llega a esta situación. Y es que enseguida se colige que las responsabilidades en ese camino están realmente muy repartidas y corresponden en primer lugar a las propias agencias y las organizaciones que las representan, las cuales, por otra parte, actúan normalmente por consenso de estas últimas. Y, si no hay consenso, no hay actuación. Lástima que el consenso se haya dado sólo ante la enfermedad terminal y no ante los primeros síntomas. No se trata de castigar el hígado de una industria que ha caído en picado en los […]

      • Autor
      • Redacción

Artículos relacionados