• Más Anuncios

    Sin ideas preconcebidas

    China presenta la exposición ‘Veinticinco retratos iguales’, una iniciativa para la Fundación Integra con motivo de su X aniversario

    • Rocío Hernández 17 junio 2011
  • Accede a la campaña

    Con motivo del X aniversario de la Fundación Integra, la agencia madrileña China ha organizado la exposición fotográfica ‘Veinticinco retratos iguales’. Una mirada al presente y futuro de personas con un pasado complicado que han logrado su reinserción social y demostrar su valía en el mundo laboral. La iniciativa ha contado con la colaboración desinteresada de 25 importantes fotógrafos que, siguiendo el concepto que rige el funcionamiento de esta ONG, han realizado su trabajo de forma anónima.

    “Todo el mundo merece ser juzgado por lo que es, no por lo que era”. Así comienza el dossier de esta exposición fotográfica que Fundación Integra ha inaugurado recientemente en Madrid con motivo de su décimo aniversario. Un trabajo en el que ha participado activamente la agencia madrileña China, tanto en su concepción como en su comunicación y organización, y que ofrece una muestra de fotografías realizadas por 25 de los mejores retratistas españoles, entre los que se incluye el Premio Nacional de Fotografía Alberto García-Alix. Todos ellos han colaborado con la Fundación para transmitir el mensaje de que el pasado de la gente no importa a la hora de desempeñar su trabajo y que, por tanto, nadie debería ser prejuzgado por ello.

    “Cuando en septiembre de 2010 empezamos a trabajar en las acciones para la celebración del X aniversario de la Fundación Integra”, explica Marta Aguirrezábal, socia fundadora de China, “la mayor dificultad con la que nos encontrábamos a la hora de plantear cualquier tipo de comunicación era la imposibilidad de utilizar los testimonios o experiencias de las personas “integradas”, por exitosas y motivadoras que fueran. Al tratarse de colectivos que han tenido un pasado durísimo, lo que quieren es pasar página lo antes posible y centrarse en su nueva vida. Esta realidad hace que, por ejemplo, cuando un candidato de la Fundación va a una entrevista de trabajo o es contratado por alguna de las empresas colaboradoras, solo el director de recursos humanos conozca los detalles de su pasado”.

    Bajo esta premisa, se han fotografiado precisamente eso: 25 trabajadores anónimos, algunos de ellos integrados por la fundación. Pero nadie sabrá quiénes, porque al igual que en la vida real, no es posible notar la diferencia entre ellos. Son simplemente retratos de personas. Entre ellos contables, altos directivos, exdrogadictos, informáticos, antiguas prostitutas, jardineros… Una ocasión que pretende que el espectador se enfrente a los retratados sin ideas preconcebidas y se descubra a sí mismo totalmente incapaz de afirmar quién ha tenido un pasado difícil.

    Trabajos anónimos

    En esta misma línea, todos los artistas han accedido a mostrar su trabajo de forma anónima, siguiendo la idea que preside la exposición de que sea el trabajo, y no su pasado, o en este caso su fama y trayectoria profesional, las que hablen de los autores.

    “Esta acción tenía que ser muy especial”, comenta Miguel Ángel Dúo, director creativo en China, “así que decidimos que cada foto fuera realizada por un fotógrafo diferente: Queríamos a los mejores y, claro, eso implicaba no solo convencer a 25 fotógrafos y sus equipos, sino también coordinar 25 producciones paralelas con gente que suele tener agendas muy complicadas. Y tengo que decir que todos ellos se volcaron desde el principio con el proyecto, y han hecho que una producción complicadísima y sin recursos sea un poquito más fácil”.

    Tras un casting muy extenso en las empresas colaboradoras de la fundación, cada uno de los fotógrafos escogió a su modelo sin saber su procedencia. “Desde el principio quisimos que nadie supiera quién provenía de la Fundación y quién no”, apunta Aguirrezábal.

    “Les dimos total libertad para escoger sus rostros”, explica Rafa Antón, director creativo ejecutivo en China, “y trabajamos juntos a lo hora de decidir cómo enfocar cada retrato. Queríamos que cada uno diera su visión personal sobre el tema. Solo había dos condiciones: despojar a los retratados de cualquier cosa que pudiera dar pistas sobre su procedencia, como joyas o ropa de trabajo, y trabajar en formatos grandes. Queríamos que los retratos tuvieran mucha fuerza, que no pudieras escapar a su presencia. Y finalmente creo que eso ocurre cuando contemplas la obra. No puedes evitar preguntarte sobre esas personas, sobre sus vidas”.

    Itinerante

    Veinticinco retratos iguales se presentó el pasado 31 de mayo en la Casa de Vacas de Madrid, coincidiendo con la inauguración del festival fotográfico PHotoEspaña 2011, que precisamente tiene el retrato como tema central en esta edición.

    Al acto de presentación del proyecto acudieron Ana Botella, concejala de Medio Ambiente del Ayuntamiento de Madrid, y miembros de los consejos de administración de algunas de las mayores empresas españolas: Juan Ignacio Entrecanales, vicepresidente de Acciona; Rafael Arias-Salgado, presidente de Carrefour; Abel Matutes, presidente de Fiesta Hotel Group; Javier Monzón, presidente de Indra, e Isabel Linares, directora general de Telemadrid, entre otros. Estas empresas, junto con ACS, Almirall, Alsa, Barceló Hotels & Resorts, Esteve, Ferrovial, Freixenet, Grupo Cofares, Grupo EULEN, Grupo Leche Pascual, Grupo VIPS y OHL, son miembros del Patronato de Fundación Integra.

    La exposición podrá verse en la Fundación AXA de Madrid hasta finales de este mes junio y en el Centro Cultural del Palacio de Cibeles, a partir de septiembre. Se espera que en otoño la muestra viaje también a Barcelona y posteriormente a Bilbao y también que pueda convertirse en un proyecto editorial que ayude a difundir la labor de esta fundación.

    Diez años de integración
    Fundación Integra nació en el año 2001 con el objetivo de lograr la inserción laboral de colectivos en riesgo de exclusión social: mujeres víctimas de violencia de género, personas con discapacidad, jóvenes en libertad vigilada, personas sin hogar, reclusos y exreclusos, ex-drogodependientes, mujeres prostituidas y traficadas, parados de larga duración, minorías étnicas y perceptores de rentas mínimas. Para ello, intermedia entre más de setenta grandes empresas y cerca de un centenar de ONG’s. Gracias a su labor, más de 2.200 personas han logrado incorporarse al mercado laboral.

      • Autor
      • Rocío Hernández