• Noticia | Otras noticias

    Editorial 1422: Ceremonias

    La reciente edición de El Sol, celebrada por vez primera en Bilbao, ha dado y dará pie a todo tipo de opiniones. Algunas las recogemos en este número de nuestro semanario, otras lo haremos en el de la semana...

  • La reciente edición de El Sol, celebrada por vez primera en Bilbao, ha dado y dará pie a todo tipo de opiniones. Algunas las recogemos en este número de nuestro semanario, otras lo haremos en el de la semana próxima. Habrá, seguramente todo tipo de posturas y matices al enjuiciar los premios, las conferencias, el lugar… pero estamos seguros de que ha habido una total unanimidad en cuanto a la ceremonia de entrega de premios que, durante cuatro horas, ha retado la capacidad de aguante del ser humano. Esta es una situación cada vez más frecuente en una actividad en la que los organizadores de certámenes, premios y festivales intentan engordar su facturación (a veces por encima incluso de la lógica con secciones cada vez más laterales o geminadas unas de otras) y, claro, eso tiene un coste evidente a la hora de entregar dichos premios. En su momento, los Ampe fueron el epítome del evento de premios torturador de la audiencia pero, a la luz de las últimas ceremonias, da la impresión de que ya son casi una breve matinée. Al margen de El Sol, otras entregas han concitado las críticas de los asistentes por su exceso. Una de ellas fue la última de los Premios Nacionales de Marketing, […]

      • Autor
      • Redacción

Artículos relacionados