• Más Anuncios

    Remuneración de las agencias y algo más; por Ana Lamas

    La solidaridad, la clave para solucionar los problemas de remuneración, según la autora

    • Redacción 11 junio 2014
  • Hace unos días estuve en un debate muy interesante acerca de la remuneración de las agencias. Vimos la situación actual y sobre todo el futuro. Estaban agencias, anunciantes y medios como parte y portavoces de cuales serían las ideas a seguir. Lo primero quiero dar la enhorabuena por estas iniciativas, son un soplo de aire fresco para el sector y una manera de poner encima de la mesa todos los temas.

    Modestamente, creo que estamos diseccionando muy mal la situación, nos estamos mirando al ombligo, y parece que cada vez vamos a tener posturas más dispares.

    Hay propuestas de remuneración variable dependiendo de los resultados. FANTÁSTICO, siempre y cuando nos den la oportunidad de formar parte del proceso o se evalúe adecuadamente en qué porcentaje cada una de las áreas influye en el proceso de venta. ¿Qué pasa si la distribución no es la adecuada? ¿Culpa de la agencia? ¿Y si se produce una rotura de stock a los diez días de lanzar el producto porque ha superado expectativas y luego es de difícil recuperación? ¿Culpa de la agencia? ¿Y si el precio no es el adecuado para el mercado? ¿Culpa de la agencia Y claro, ya metidos en harina, y abogando por la transparencia de la que se habla siempre y que se nos pide a las agencias (y lo entiendo), ¿podemos pedir lo mismo, podemos hacer una auditoria de las ventas, lo mismo que hacen las compañías que cobran un royalty por cada venta? Parece una utopía, y mira que me gustaría, porque empezaríamos a ser otra vez más un colaborador y no un p. proveedor que es en lo que nos estamos convirtiendo.

    Otro punto interesante es cuando hablamos de la situación en la que estamos y las remuneraciones. Achacamos la culpa a las agencias pequeñas o a los freelance y creo que estamos cometiendo un grave error. La tendencia, señores, la marcan las grandes agencias. Que un grupo de agencias o freelances pequeños cobren unos precios irrisorios se entiende, no tienen estructura, no tienen muchos gastos fijos y tienen que sobrevivir como sea. ¿Hacen daño? Lo justo. Un cliente entiende que esto no es tendencia de mercado, Pero ¿qué pasa cuando las grandes hacen esas bajadas de precio espectaculares? ¿Cuál es el criterio? Que hay que conseguir la cuenta como sea, que son órdenes de internacional (aunque se pierda dinero en el camino, que ya veremos luego como se recupera). ¿Y cómo lo vive el mercado y como lo vivimos las demás agencias? Pues mal, contra eso no hay criterios que valgan, ya estamos en la bajada por bajar y aquí nos encontramos con un mercado en el que hemos perdido la credibilidad, la confianza, en el que nuestro trabajo lejos de ser reconocido empieza solo a pasar por ¿cuánto cuesta? Y las agencias que sí vivimos de nuestro trabajo y no tenemos apoyos internacionales nos encontramos con los clientes solicitando bajadas de precios “porque sí” y con la espada de “es que tal agencia me ha pasado unos costos que son la mitad”.

    Pero no quiero ser pesimista, creo que entre todos tenemos mucho que hacer. Sigo creyendo que todas las agencias podemos y debemos hacer mucho por el mercado, por la recuperación del sector y por la credibilidad. Y claro, esto pasa por hacer esfuerzos SOLIDARIOS.

    Pasa por no hablar otras agencias como competencia, sino de los compañeros del sector que se merecen todo nuestra admiración y respeto. Pasa por ponernos de acuerdo y no presentarnos a esos concursos de veinte agencias y sin remuneración. Pasa por… tantas cosas…

    Ana Lamas, presidenta y socia fundadora de la agencia Fiverooms

      • Autor
      • Redacción