• Más Anuncios

    Generali y las casetas de pájaros que detectan incendios forestales

    La agencia Ogilvy & Mather Publicidad es la responsable de la campaña

    • Redacción 21 abril 2016
  • Accede a la campaña

    Ogilvy & Mather Publicidad y Generali han lanzado una campaña protagonizada por un sorprendente dispositivo para detectar rápidamente el comienzo de un incendio forestal. Se trata del bautizado como ‘Bird house alarm’, un invento con aspecto de caseta de pájaro, que está fabricado con madera, cuya apariencia no es intrusiva, que se alimenta de energía solar y en cuyo interior aloja un sensor de humo y una tarjeta telefónica.

    Con este desarrollo, Generali dice querer asegurar el hogar más grande del mundo, la naturaleza. Partiendo de esta preocupación, la aseguradora se ha implicado en la lucha contra los incendios forestales, una catástrofe que cada año arrasa el sueño de nuestros bosques y que deja como resultado una inmensa cantidad de territorio irrecuperable.

    Los dispositivos presentados por Generali y Ogilvy & Mather han sido instalados en el bosque de Nocedo, en Llanes (Asturias). Cuando el sistema detecta un posible incendio, avisa mediante un mensaje de texto al guarda forestal jefe de la zona, que puede actuar en un tiempo de reacción máximo de treinta minutos. Además, se mimetizan con el medio natural y proporcionan a las aves un lugar donde construir sus nidos.

    El pasado 15 de marzo, comenzaron a instalarse las primeras Bird house alarm en el bosque de Nocedo. Ubicado en el municipio asturiano de Llanes, este espacio forestal es representativo de una zona especialmente sensible al problema, ya que Asturias es la segunda Comunidad Autónoma que más sufrió los efectos de los incendios de diciembre de 2015.

    Para difundir este invento, Ogilvy & Mather Publicidad y Generali han creado una página web (www.generalibirdhousealarm.com) y un vídeo que recogen testimonios reales de varios representantes de instituciones y de ganaderos y vecinos de la zona que sufrieron en primera persona las consecuencias de los devastadores incendios de finales del pasado año.

      • Autor
      • Redacción