• Más Anuncios

    ¿Eres una marca y buscas un deportista?

    Paula Monroy es la fundadora de Sporty Heroes, un ‘marketplace’ especializado en deporte

    • Redacción 8 mayo 2017
  • Tras 16 años de trabajo en marketing para conocidas marcas de internacionales de alimentación, lujo y entretenimiento, tanto en Europa como Latinoamérica, Paula Monroy, aficionada al deporte, periodista, publicitaria y amante del mundo audiovisual, creó Sporty Heroes, un marketplace de vídeos generados por influidores del mundo del deporte para medios y marcas. Ya ha conseguido reunir a más de 2.000 deportistas.

    Monroy, de 37 años, está acompañada en este aventura por Arnau Llop, ingeniero informático, y apoyada por un grupo de inversores privados y grandes que hoy forman parte de su consejo asesor: Arnaldo Muñoz (Airbnb España y Portugal), Javier Arias (YouTube). Rodrigo Miranda (ISDI), Dionís Guzmán (Mobile Marketing Association en Barcelona) y Alex Dantart (Olapic).

    Sporty Heroes es una de las 63 startups digitales galardonadas por la Comunidad Europea e IMPACT Accelerator con 100.000 euros a fondo perdido. Apenas un año después de su fundación, la compañía ha anunciado su expansión a Estados Unidos.

    Se caracteriza por su modelo de negocio C2B (customer-to-business) centrado en la co-creación de contenidos audiovisuales con dispositivos móviles, cámaras deportivas y drones. Unos 2.000 deportistas de más de una decena de países ya colaboran, dispuestos a crear contenido a medida para marcas, agencias o medios, siguiendo las indicaciones de la empresa-cliente. Se trata de deportistas profesionales, campeones mundiales, nacionales o europeos pero también amateurs que destacan por su talento. A través de un buscador con más de 20 filtros, las empresas pueden descubrir a estos micro-influencers del deporte, solicitarles una producción audiovisual a medida y pagar solo por los vídeos que desean utilizar.

    En la plataforma, los deportistas deciden cuánto valen sus vídeos y Sporty Heroes cobra un porcentaje adicional a la empresa-cliente. La licencia incluye derechos ilimitados sobre el contenido audiovisual, de manera que los compradores pueden editar libremente los vídeos y publicarlos en sus propias plataformas: redes sociales, e-mailings, página web, blog corporativo, puntos de venta, publicidad exterior e incluso televisión.

      • Autor
      • Redacción