• Agencias

    La digitalización, un camino reflexivo hacia el crecimiento

    Un artículo de Cristina Lera, Data&Tech Director de IPG MEDIABRANDS

    • Redacción 16 diciembre 2021
  • La digitalización no debe empezar desde una visión actual de la empresa, sino de una profunda reflexión sobre la empresa que queremos ser. Necesitan estar preparadas para abordar los proyectos desde una perspectiva innovadora.

    Aunque la puerta a la digitalización de las empresas se abrió hace años, los procesos de penetración y evolución tecnológica que han vivido han sido graduales y les han permitido abordar sus proyectos desde diversas perspectivas. No obstante, es importante no perder el foco de los objetivos a conseguir, del crecimiento, abordando las estrategias de negocio desde configuraciones más abiertas.

    Esto nos invita a reflexionar sobre cuatro áreas interdependientes: la experiencia, la tecnología, el espacio y el negocio.

    La experiencia engloba no sólo la de los clientes, sino también la de los propios trabajadores de la compañía. Debemos pensar cómo queremos transformar los procesos, la organización, los perfiles… y cómo deseamos que sea la experiencia de los consumidores. Uno de los desarrollos de IPG Mediabrands en este sentido, viene de la mano de Prometeo, nuestra plataforma de orquestación y automatización de procesos. Gracias a esta herramienta somos capaces de generar grandes eficiencias en los tiempos de dedicación de los equipos, eliminando tareas repetitivas en favor de tiempo de calidad. Además, ofrecemos a nuestros clientes nuestra tecnología Acxiom, y su Real Identity™, solución que nos permite unificar la identidad de sus usuarios utilizando datos tanto online como offline, e impulsar experiencias relevantes en tiempo real manteniendo la identidad del consumidor.

    A su vez, la tecnología avanza tan rápido que es fundamental contar con stacks tecnológicos flexibles que nos permitan plantear no sólo cambios ágiles, sino integraciones casi nativas entre las herramientas. La escalabilidad también es un factor crítico a tener en cuenta, y la rapidez, tanto de operaciones como de procesamiento, es -cada vez más- una ventaja competitiva.

    El espacio: dónde y cuándo nos relacionamos con nuestros usuarios. Desde un punto de vista de medios, es obvio que la TV conectada, el exterior digitalizado o la propia publicidad personalizada en digital son ejemplos de cómo se han transformado ciertos negocios. Además, tras el anuncio del Cookieless, esto cobra especial significado para la generación de experiencias relevantes en un entorno seguro.

    Por último, pero no menos importante, el negocio, que, a pesar de tratarse del área más obvia, queda en muchas ocasiones relegado a un segundo plano por tratarse quizás del área más compleja. Sin embargo, es la que puede llegar a generar más alegrías si se afronta con creatividad e innovación. Para un cliente del sector retail, la transformación digital obvia es vender a través de un marketplace o un eCommerce. No obstante, ¿y si pensamos en nuevos modelos de negocio?

    Las empresas no pueden parar de reinventarse para dar respuesta a las demandas de los consumidores y, para ello, es fundamental la formación de un equipo líder que lleve a la empresa a esa transformación tan necesaria cada día. Al final, en la lucha por el talento reside casi todo el éxito de las empresas y de nuestro trabajo.

     

      • Autor
      • Redacción

Artículos relacionados