• Medios

    «Sobre el ‘metaverso’, siento ser yo quien te agüe la fiesta»

    Tomás Ferrándiz, director creativo ejecutivo de Contrapunto BBDO, pide en este artículo paciencia, sentido común y valentía

    • Redacción 19 enero 2022
  • Dejadme que sea yo quien eche un jarro de agua fría… y otro caliente.

    En el futuro, el 95% de las marcas del metaverso solo harán product placement.

    El 95% del contenido o de las acciones que hagan las marcas en el metaverso no será relevante para nadie y será totalmente ignorado y/o bloqueado utilizando los futuros ‘bloqueadores de publicidad del metaverso’ (igual que sucede ahora en medios digitales). El 95% de las agencias y nuevos expertos que presumen de su ‘conocimiento’ sobre el metaverso no están (ni estarán) preparados para crearlo, desarrollarlo y mantenerlo (de hecho, muchos todavía buscan en el diccionario lo que significa el término, cuando probablemente sus hijos e hijas lleven ya años metidos dentro).

    Pero que nadie se enfade. La suerte es que hay un 5% que sí sabrá tocar la tecla adecuada.

    Lo que está pasando actualmente con esto del metaverso, tiene algo de hyperverso. De hype. En publicidad lo llamamos efecto FOMO (Fear of Missing Out) en castellano: “miedo a quedarse fuera”. También hay mucho de “sensación de urgencia” (¡Últimas plazas! ¡Descuentos solo durante la próxima hora!): técnicas, ambas, que el marketing conoce muy bien.

    Pido a marcas y a agencias paciencia, sentido común y valentía.

    Paciencia porque esto del metaverso es solo un término (por cierto, hace décadas que existe) que hoy se le ha puesto a un conjunto de ‘tecnologías’ e ‘innovaciones’ que llevan años desarrollándose y que se espera continúen haciéndolo en los próximos años. Es de una complejidad tal que hasta me resulta simpático ver la cantidad de expertos que hoy aparecen de debajo de las piedras hablando de la promised land. La mayoría se imaginan a ellos mismos con gafas de realidad mixta, aumentada o virtual, paseando por centros comerciales virtuales, comiendo helados virtuales y probándose zapatillas virtuales. Y eso es mucho reduccionismo. Blockchain, cryptomonedas, NFT’s, privacidad, filtros AR, cyberseguridad, datos, mundos abiertos, RM, terrenos virtuales, multijugador, regulación, virtual goods, leyes, avatares, skins… y me quedo corto. O sea, lo de ponerse gafas es casi lo de menos. Hay mucho que entender y mucho por desarrollar, así que paciencia.

    Creo que agencias y expertos, además de paciencia, debemos guiarnos también por el sentido común. Ambos términos están relacionados. No hace ningún bien al sector salir en tromba sin apenas conocimientos sobre algo tan complejo, simplemente a recomendar a clientes, vecinos y conocidos que “hay que estar”. Posiblemente, la idea que tengas hoy de lo que es el metaverso se parece mucho a la idea que podías llegar a tener en los años 70 de lo que era internet. O sea, nada. Ya sabemos cómo va el mundo de hoy: la falsa urgencia que se crea muchas veces, lo único que hace es hinchar una burbuja que después nos explota en la cara. Y si no, os recuerdo a todos lo urgente que era, allá por el 98, entrar en las ‘autopistas de la información’, donde miles de marcas, agencias y empresas se metieron a lo loco sin saber muy bien cómo era el jardín. Y luego mira, bluf. Nadie quiere burbujas, salvo las del agua con gas, los refrescos o el cava. Así que, profesionalidad y mucho sentido común es lo que necesitamos.

    Y por último, pido valentía. Tanto si eres anunciante como agencia me gustaría que respondieras a una serie de preguntas. ¿Cuántas veces has hecho algún proyecto para Fornite? ¿Has creado algún juego o puesto en marcha alguna acción usando el software de Roblox Estudio, empleando un gran equipo de desarrolladores, creativos y diseñadores, y con una enorme inversión detrás? ¿Realizas habitualmente transacciones en cualquiera de las cryptomonedas que existen, ya sea a nivel empresarial como personal? ¿Cuántos terrenos tiene tu marca en Sanbox? ¿Y el juego? ¿Ya has desarrollado un juego para esa plataforma? ¿Y en Decentraland? ¿Tienes un terrenito allí? ¿Cuánto vale una skin en Valorant? ¿Y un pase? ¿Cuántos NFT’s has comprado últimamente? ¿Cuántos items virtuales has desarrollado y vendido en WOW?¿Has conseguido un buen ROI de todos ellos? ¿Tienes unas gafas de VR en casa y las utilizas cada día para jugar o reunirte con tus colegas de trabajo? ¿Y Discord, qué tal lo llevas? Pues bien, si a muchas de estas preguntas tu respuesta es “no”, tiempo has tenido de hacerlo. Porque pese a que hay temas más recientes, algunas de las plataformas o tecnologías de arriba llevan ya años en marcha y en perfecto funcionamiento. Roblox, sin ir más lejos, nació en 2006, hace 18 años. Hoy cualquiera puede tener unas Oculus Quest 2 en casa, y posiblemente tú aún no las tengas. Así que pregúntate, antes de hablar de metaverso, si serás lo suficientemente valiente como para hacer acciones, contenidos y desarrollar mundos que valgan la pena y que aporten valor añadido a las personas, cuando llevas años teniendo la oportunidad y todavía no lo has hecho.

    Es fácil, para mí el metaverso es y será eso: paciencia, sentido común y valentía. Si lo haces, posiblemente entres a formar parte de ese exclusivo 5% que sí hará bien las cosas.

    Ah, y un consejo: nunca te fíes de alguien que te dice “hay que estar”.

      • Autor
      • Redacción

Artículos relacionados