• Otras noticias

    Día C 2022. El año del reencuentro

    José María Piera, ‘chief client officer’ de Wunderman Thompson, habla en este artículo sobre la pasada edición del encuentro organizado por el CdeC

    • Redacción 1 junio 2022
  • Diez días después, ya en frío, comparto aquí unas pocas notas sobre los Premios Nacionales de la Creatividad y la impresión que me dejó la celebración de las jornadas organizadas en Donostia por el c de c.

    1.- Por encima de cualquier otra consideración, celebrar el reencuentro y destacar el buen rollo general. Ha sido un gustazo volver a ver a tanta y tanta gente del sector. Pese a que no estemos atravesando nuestro mejor momento, esos días en Donostia  han supuesto un chute de energía positiva generalizado y la vuelta a la normalidad ha conseguido eclipsar muchas penurias. Sin duda alguna, lo mejor del Día C 2022 junto al emotivo momento del homenaje a Concha Wert, aunque este punto merecerá comentario aparte.

    2.- El contrapunto a esa presencia masiva de profesionales del sector ha sido la escasísima presencia de anunciantes en estas jornadas. Sin la menor duda, la peor noticia que dejaron esas jornadas. Uno de los grandes objetivos del c de c debería ser conseguir una presencia masiva de anunciantes. Pero acudieron en mucho menor número de lo que nos convendría como sector. La pérdida de magnetismo con una parte imprescindible para la buena creatividad me preocupa, porque sin ellos, no somos nada. Y sólo impulsados por ellos podremos dar lo mejor de nosotros como sector. La Junta Directiva del c de c está obligada a reflexionar al respecto. Y tomar medidas urgentes. ¿Rescatar el Dia A? ¿Planificar algo nuevo con anunciantes en el centro? ¿Incluirles entre los ponentes o, cuanto menos, planificar ponencias que les resulten más atractivas que las de este año? Toca pensar…

    En este punto y como nota al margen, una pregunta que estoy seguro no gustará a todo el mundo: ¿para cuándo un c de c de Honor a algún anunciante? ¿Para cuándo reconocer como se merece a alguien que haya hecho gala de su apuesta inequívoca por la creatividad y haya sabido aflorar lo mejor de lo mejor de nuestro colectivo? Analicemos qué hace el gran referente, Cannes. Atrae y mima mucho más a los anunciantes de lo que lo hacemos nosotros. Y con ello alcanzan un triple objetivo: ganar en relevancia, defender mejor el indiscutible valor de la creatividad y conseguir unos ingresos muy notables por inscripciones añadidas.

    3.- Entrando ya en el palmarés, constatar que, a diferencia de lo que ocurría hace años cuando era casi imposible no acertar al menos el 70% del top 10 del ranking de agencias, esto de los premios se está convirtiendo en una montaña rusa. Agencias que el año pasado estaban arriba del todo este año prácticamente han desaparecido de dicho palmarés. Y viceversa. Para muestra, un botón: nosotros mismos. El año pasado Wunderman Thompson tuvo una presencia escasa en el Anuario y éste hemos conseguido colocarnos los cuartos en términos de metales siendo una de las dos únicas agencias que ha obtenido dos oros con más de una campaña (permítanme aquí un paréntesis para aprovechar la ocasión y agradecer a los amigos de Asisa, Heinz y Scalpers que nos hayan permitido conseguir ese muy buen resultado que tan felices nos ha hecho).

    Respecto la idea ganadora del Gran Premio, toca felicitar a Leo Burnett y a Madrid Fusión Alimentos de España. La suya fue sin duda una muy buena acción de comunicación. Inteligente. Original. Brillante incluso. Una idea candidata a oro en Cannes que muy probablemente veamos también entre las más premiadas en los próximos Effies. De ésas que me hubiera encantado que saliera de mi agencia. Pero debo decir que me gustan más los Grandes Premios que nacen de categorías más complicadas y competidas. Ideas que, como pasó el año anterior con la gran Lola Flores y la campaña de Ogilvy y Cruzcampo, tienen más relevancia e impacto en la sociedad. Ésas que consiguen destacar evolucionando la comunicación de su sector o abriendo nuevos caminos. Dicho esto, reitero mi más sincera felicitación.

    4.- Por último, una ineludible mención a nuestra flamante c de c de Honor, Concha Wert. Afortunadamente se apagaron por completo aquellas pocas voces críticas que se escucharon cuando conocimos su designación y la respuesta del sector fue unánime. Así, una de las personas que más ha hecho por defender la creatividad publicitaria española, recibió el homenaje que merecía: sentido, calurosísimo y, lo reitero porque me parece muy importante, unánime. Si por casualidad me estás leyendo, felicidades de nuevo Concha. Por muchos homenajes que te hagamos, siempre estaremos en deuda contigo.

    Nada más. Salvo agradecer su atención, desear que siga la alegría colectiva, cruzar los dedos para que ninguna desgracia ponga en riesgo este magnífico evento y confiar en que, por nuestro propio bien, en la edición de 2023 veamos por Donostia muchos más anunciantes.

    José María Piera

    Chief Client Officer de Wunderman Thompson Spain

      • Autor
      • Redacción

Artículos relacionados