• Opinión

    Mejor publicidad en cubierta que encubierta; por David Martínez Pradales

    Otro día más, Twitter «arde». Esta vez, la chispa que encendió el fuego surgió de una llamativa acción publicitaria de un banco que ha ocupado, con un anuncio, las portadas de algunos de los periódicos...

      • Autor
      • Editorial de Anuncios
    • 5 febrero 2015
  • Otro día más, Twitter «arde». Esta vez, la chispa que encendió el fuego surgió de una llamativa acción publicitaria de un banco que ha ocupado, con un anuncio, las portadas de algunos de los periódicos españoles más importantes.

    Una acción publicitaria más, ni siquiera novedosa, pero que ha generado un aluvión de protestas en esas redes que cada día anuncian el fin de los medios tradicionales al mismo tiempo que les dedican la mayor parte de sus comentarios. A menudo sentando cátedra sobre su desempeño profesional.

    Ya he hablado en distintas ocasiones sobre el peligro de que la publicidad contamine la información pero, me parece a mí, que las posibles grietas en la deontología profesional hay que buscarlas en los textos periodísticos y no en los anuncios que aseguran la supervivencia económica de los medios que, mes a mes, ven como sus ventas caen.

    Así pues, hago mío el comentario de la periodista Rebeca Arroyo: «Prefiero la publicidad en cubierta que encubierta». Y, lo demás, con perdón, me parece ponerse la venda antes de la herida.

    Saquen, tuiteros, sus ahorros del banco -quizás del mismo que protagoniza esta campaña- y corran a apoyar con su dinero lo que consideren buen periodismo. Quizás entonces no haría falta la publicidad.

    David Martínez Pradales es gerente de comunicación externa de Orange

    Periodicos