• Opinión

    Tú también puedes ser de Bilbao; por Luis Sastre

    Ahora que el festival ha decidido hacerse de Bilbao es hora de compartir algunas ideas para ver la villa de una forma diferente, y al ponerlas en práctica, poder presumir de ser bilbaínos profesionales. Bilbao...

      • Autor
      • Editorial de Anuncios
    • 23 mayo 2012
  • Ahora que el festival ha decidido hacerse de Bilbao es hora de compartir algunas ideas para ver la villa de una forma diferente, y al ponerlas en práctica, poder presumir de ser bilbaínos profesionales.

    Bilbao es una ciudad de anuncio. En sus calles se han rodado en los últimos años infinidad de spots de televisión y películas. Loterías del Estado, Audi, Hyundai, Retevisión, Telefónica, Renault, Iberdrola, Bancaja, DIM, San Miguel, hasta el mismísimo James Bond (El Mundo no es suficiente) quiso ser de Bilbao. Un plató natural que debe su atractivo a su arquitectura y a lo singulares de muchos de sus edificios. Si hace el favor de acompañarme, le voy indicando.

    Que la inspiración te pille caminando

    En Bilbao, todo está a un paso. Les propongo un paseo a pie. Si partís de la sede del Festival (Palacio Euskalduna) estaréis muy cerca de La Catedral: San Mamés, donde el Athletic cada domingo hace del futbol algo más que una religión. Podéis cruzar por el Parque de Doña Casilda, con sus casas señoriales y el Museo de Bellas Artes. Desde allí proseguir el paseo junto a la ría para descubrir el nuevo Bilbao (Torre Iberdrola, Guggenheim…) para después, atravesando el Ensanche, llegar hasta el Casco Viejo justo a tiempo de tomar unos pintxos y zuritos y conocer el Bilbao más tradicional.

    Casco Viejo. El Bilbao que no ha ‘cambiao’

    Podría ser el mayor centro comercial al aire libre del mundo, si no fuera porque la mitad de sus negocios son bares y restaurantes que confieren a esta zona un aire lleno de tradición. Conviene recordar que aquí las tradiciones se basan en una buena mesa bien provista, así que estáis donde se degustan los mejores pintxos y vinos (lo que llamamos ir de potes), o bien cañas y zuritos (1/2 caña). La Plaza Nueva, con sus soportales y terrazas, es el lugar ideal tanto si llueve como si hace sol. Perderse por Santa María, Jardines, Calle Del Perro, Somera, Barrenkalle o Pelota puede ser una gran idea ya que de comer y beber no faltará. Imprescindible probar nuestro txakoli, y el pintxo especialmente diseñado para el festival El Sol por el gran cocinero Eneko Atxa (Estrella Michelin) bajo la propuesta de dos agencias de publicidad de Bilbao (El Bureau y La Compañía). Se llama Eclipse y seguro os sorprenderá. Buscadlo

    Detalles para no perderse, o para caer en la perdición

    Si quiere llevarse un buen recuerdo, las trufas de chocolate de la pastelería Arrese en Gran Vía, las carolinas, los pasteles de arroz (que nunca han llevado arroz), o los bollos de mantequilla en cualquier pastelería (que uno piensa que son universales y resulta que no) son a tener en cuenta. Finalmente recordad, si algún txirene os va a llevar con su cuadrilla de potes, a por mojojones, con agua de Bilbao, no seáis sinsorgos y animaos. Si no entiende nada de esta frase, es hora de ponerse al día en www.diccionario.bilbao.im Os esperamos.

    Luis Sastre, director de La Compañía de Comunicación y presidente de la Asociación de Agencias de Publicidad de Bizkaia

    @sastredebilbao