• Internacional

    Un Monopoly contra la desigualdad

    Una iniciativa de la agencia francesa independiente Herezie para el Observatorio de la Desigualdad del país galo

    • Redacción 12 enero 2022
  • Una transformación del popular Monopoly como herramienta educativa para luchar contra la desigualdad. De esta manera puede definirse Monopoly of Inequalities, un proyecto ideado por Herezie para el Observatorio de la Desigualdad de Francia que ha tomado como base el icónico juego con el objetivo concienciar a los jóvenes sobre la desigualdad y la discriminación.

    A modo de reseña histórica, resulta preciso mencionar que el Observatorio de la Desigualdad es una entidad independiente que fue impulsada en el año 2003 con el objetivo de reportar desigualdades existentes tanto en Francia como en el conjunto de Europa. Años después de su fundación, en 2017, la organización lanzó un vídeo que se hizo viral y que mostraba a varios niños jugando a un Monopoly con unas reglas creadas para reflejar la realidad de la sociedad actual.

    A raíz del éxito de esa iniciativa, en los albores de 2022 se ha presentado Monopoly of Inequalities, que no es más que una extensión que puede incorporarse al tablero original del juego. Este complemento adapta las reglas originales del juego para concienciar sobre la desigualdad. Así, y a diferencia de la mecánica tradicional, los jugadores no son tratados por igual. Cada uno se pone en la piel de un personaje, otorgado al principio de la partida, y descubre, a través de las reglas y de las cartas, injusticias que pueden aplicársele o no en función de sus características. Cada regla se justifica con datos reales, según se ha informado.

    Este juego ya ha sido distribuido en numerosos centros de enseñanza media y secundaria de Francia para favorecer el desarrollo del espíritu de tolerancia y fomentar la empatía. “El juego pretende cambiar las mentalidades y los prejuicios, y rechazar la estigmatización. Favorece el desarrollo de un espíritu de tolerancia y fomenta la empatía. Anima a reaccionar ante situaciones de injusticia o discriminación. Anima a cuestionarse el éxito (que no es necesariamente sinónimo de riqueza) frente a las propias barreras”. Y, a largo plazo, “este juego educativo genera un compromiso de acción asociativa, cívica o colectiva”.

    Equipo

    Por parte del cliente, los contactos son Constance Monnier, Tristan Bouvier y Louis Maurin. En el lado de la agencia, el equipo está conformado por Andrea Stillacci, CEO; Paul Marty y Etienne Renaux, directores creativos ejecutivos, y Marie Dutech y Léo Michel, directores de arte y redactores.

      • Autor
      • Redacción

Artículos relacionados