• Opinión

    El día en que fiché a un dinosaurio

    Ignasi Giró Al principio, la gente se sorprende ¿Cómo es que habéis fichado a un dinosaurio? ¿Qué edad tiene? ¿Le conozco? Imaginan que, cuando decimos dinosaurio, nos referimos a un tipo experimentado,...

      • Autor
      • Editorial de Anuncios
    • 27 octubre 2011
  • Ignasi Giró

    Al principio, la gente se sorprende ¿Cómo es que habéis fichado a un dinosaurio? ¿Qué edad tiene? ¿Le conozco? Imaginan que, cuando decimos dinosaurio, nos referimos a un tipo experimentado, pasados los cincuenta, con apellido rimbombante y cartera de premios bien gorda. Luego, cuando dices que nuestro dinosaurio tiene más de un millón de años, que es naranja y que anda sobre dos patas, se quedan totalmente descolocados. Ahí es cuando sacamos a Albert de la bolsa y lo ponemos encima de la mesa, para

    que lo conozcan en persona. "Os presentamos a Albert Honest, New Business Director de Honest&Smile". Y la gente se echa a reír.

    Parece una broma, tiene algo de broma, pero no es una broma. La elección de uno de los animales más antiguos de la tierra para representar a Honest&Smile en labores comerciales no responde a una decisión ni táctica ni casual. Se trata, más bien, de una apuesta estratégica, porque Albert no es un animal cualquiera. Estamos hablando de un dinosaurio que sigue vivo y coleando en pleno siglo XXI; que usa iPad, iPhone y MacBookPro; que se mantiene en activo en el mundo de la comunicación después de

    haber trabajado con clientes tan famosos como Julio César, Cleopatra o Napoleón. Es decir, que se trata de un caso paradimático de capacidad de adaptación, pasión

    por el oficio y tenacidad sin parangón. Casi nada. Y aunque no le gusta demasiado fardar de currículum, vale la pena destacar que el chico tiene más de cinco titulaciones universitarias y firma una trayectoria profesional que deja la experiencia del humano más senior al nivel de un junior recién salido del horno.

    Dato anecdótico: me dice que no pudo completar al 100% su perfil de Linkedin porque no aceptan fechas anteriores al 1910, así que el Máster en Creatividad, Pintura y Diversas Artes que realizó en el estudio de Leonardo no lo ha podido subir. En cualquier caso y con total sinceridad, he de decir que, si bien nos impresionó su perfil, lo mejor de Albert no es su dilatada experiencia en el mundo de la comunicación, sino la pasión con la cual se ha lanzado a descubrir el nuevo escenario publicitario en el que andamos inmersos. Ah, bueno, y la eterna sonrisa profidén que lleva millones de años luciendo ¡Eso sí que es una garantía de éxito a prueba de meteoritos!

    Quizás por eso le ha resultado fácil hacerse tantos amigos en las redes sociales. Especialmente en Linkedin, dónde cuenta ya con más de 150 contactos, entre los que hay desde colegas del sector hasta directores de marketing de algunos de los principales anunciantes de España y el mundo. Ni siquiera le faltan recomendaciones, para convencer al más indeciso de que la apuesta va en serio. Para ser un pequeño dinosaurio naranja que no llena medio asiento del AVE, no está nada mal, ¿verdad?. A

    destacar, también, la facilidad con la cual maneja el e-mail, gestionando contactos con prospects y nuevos clientes con una eficiencia sorprendente. Y es que, ¿qué hay  más aburrido que un primer contacto comercial? Al menos, en nuestro caso, los receptores de sus mensajes tienen asegurada una sonrisa (que suele producirse cuando revisan el perfil del misterioso Albert Honest y descubren que se trata de un verdadero animal comercial, con sus dientes y todo.

    Pero sus tareas no acaban ahí. Nuestro nuevo fichaje es el gestor del Facebook de Honest&Smile… y no se le da nada mal. De hecho, sospechamos que desde que él tomó las riendas, nuestros amigos sonríen más cada vez que leen un nuevo post de la agencia, aunque no hemos realizado –aún– ninguna investigación rigurosa al respecto.

     Truco

    En los –pocos– días en que la agencia está tranquila, quizás tomando un café a media mañana, nos deleita con citas para la posteridad que resultan tan inspiradoras como sorprendentes: "Si he superado el impacto de un meteorito, ¿cómo no voy a superar el impacto de internet en el mundo de la comunicación?". "El truco está en enamorarse del cambio. Yo, cuando lo de la glaciación, monté una tienda de caldos". Porque Albert está enamorado de muchas cosas. De las galletitas de chocolate, la leche de soja, su nuevo iPhone… Incluso de la revolución digital y de "estos nuevos consumidores que son tan ágiles y sorprendentes como los primeros triceraptors", tal y como él mismo apostilla mientras me ve teclear este articulo.

    Me dice que antes de despedirme recalque muy, muy bien que "si yo he podido adaptarme al nuevo modelo, todos pueden hacerlo". Y así lo hago, mientras pienso que lo raro no es que hayamos fichado a un dinosaurio. Lo raro hubiera sido no ficharle. Lo extraño sería que Albert Honest, con su sonrisa, su tenacidad y su simpatía, no formara parte del sonriente equipo de Honest&Smile.

     Ignasi Giró es socio y director creativo de Honest&Smile