• Opinión

    ‘Persumer’ (fusión de persona + consumer); por Víctor Huertas

    Personas antes que consumidores. El Persumer ya es presente y ha dejado de ser el consumidor del futuro para convertirse en una realidad, cada día más evidente, tras los cuatro años transcurridos desde su...

    • 10 marzo 2014
  • Personas antes que consumidores. El Persumer ya es presente y ha dejado de ser el consumidor del futuro para convertirse en una realidad, cada día más evidente, tras los cuatro años transcurridos desde su detección y definición.

    Las personas seguimos consumiendo, y lo seguiremos haciendo por muchas crisis que vengan. Pero entonces, ¿qué ha cambiado? Para sintetizar: que cada vez somos más conscientes de que precio y valor no son lo mismo. El nuevo consumidor, Persumer, valora más a las marcas que son capaces de aterrizar sus mensajes a partir de la personalización y de los pequeños detalles, que a aquellas que continúan en una línea de estandarización y compiten básicamente en precio. Una marca es capaz de llegar al Persumer con un mensaje más personal, pensado para él/ella con verdadero interés, sin necesidad de grandes inversiones ni artificios; simplemente habiéndose interesado por anticiparse a sus motivaciones reales en relación al consumo. Ya no se trata de provocar el consumo de productos de primera necesidad, que sucederá mientras existamos, sino de satisfacer a través de los productos y servicios, las motivaciones más personales en lo relativo a estilo de vida, decoración, música, ocio familiar, alimentación, vestido, etcétera, desde la personalización de las propuestas de comunicación. ¿Por qué ya no sólo vale el precio en un entorno como el actual? Porque se está produciendo un verdadero y profundo cambio hacia una forma de pensar y actuar más asentada en valores, emociones, motivaciones y disposición a la acción. El Persumer vive en una sociedad en la que los últimos acontecimientos le han hecho tomar conciencia de que haciendo las cosas de la misma manera que siempre, se obtienen los mismos resultados. La necesidad y la actitud de hoy es cambiar las cosas.

    Este nuevo consumidor ha supuesto un cambio en la forma de proceder de las marcas. Las que se anticiparon o supieron entender que había que cambiar al diálogo, hoy siguen al alza. Por el contrario, las que no han evolucionado dando respuesta a este fenómeno y preguntándose aún qué ha ocurrido, están siendo incapaces de encontrar recursos para adaptarse con agilidad y eficacia a un entorno cambiante.

    Anticipación

    ¿Y el futuro? Será de aquellas marcas que abandonen el modelo antiguo de marketing y comunicación y contemplen la oportunidad de reinventarse y atender a este cambio en el pensamiento que introduce el Persumer. Sólo las personas con responsabilidades en el mundo de la comunicación de las marcas que entiendan este profundo cambio serán capaces de asumirlo y de hacer las cosas de forma diferente. En este entorno se hace imprescindible una continua observación del fenómeno a nivel sociológico y ser capaces de atender a las actuales y futuras demandas con cierta capacidad de anticipación.

    El futuro de la comunicación es de esas personas valientes que no se acomodan en las estructuras de lo antiguo y se atreven a entrar en el nuevo modelo, mucho más complejo, pero también infinitamente más apasionante. La pregunta fi nal a quién está leyendo este artículo es ¿eres una persona inquieta y curiosa o prefi eres dejar que el tiempo sea un interrogante entre dos paréntesis? Atrévete. Actívate. Observa, sueña y construye.

    Victor Huertas

    Socio director de Método Helmer